Institut Oftalmològic de Catalunya-Oftalmología infantil 

Haz clic aquí para editar el subtítulo.

  Calendario recomendado para las exploraciones oftalmológicas en el niño

 

 

En general el calendario recomendado para las exploraciones oftalmológicas rutinarias es el siguiente:


  • Desde recién nacido hasta los 6 meses:


 Examen de párpados y estructuras externas oculares, conjuntiva, córnea, iris y pupilas.

 Examen de la motilidad ocular en relación a la fijación y al seguimiento visual.

    Los niños que no tienen un buen seguimiento visual a los 3 meses deben ser remitidos al oftalmólogo

 Examen del reflejo rojo del fondo ocular para descartar la posible existencia de cataratas congénitas u otras anomalías o enfermedades de la parte posterior del ojo (como el retinoblastoma)


    La dificultad en la visualización o la detección de anomalías en el reflejo de fondo son indicaciones para remitir al niño de forma urgente al oftalmólogo. 

 

    También los recién nacidos de alto riesgo, como los prematuros con riesgo de retinopatía de la prematuridad o los que tienen historia familiar de enfermedades oculares hereditarias, especialmente si tienen padres o hermanos con antecedentes de retinoblastoma, deben ser examinados por un oftalmólogo.

 


  • Desde los 6 meses hasta los 3 años de edad:


Deben tenerse en cuenta  los exámenes y consideraciones anteriores, además de:

Examen de la alineación y movimientos oculares para la detección de un posible estrabismo. El reflejo corneal debe estar centrado en ambos ojos y los test de cubrir y descubrir (cover-uncover test) deben ser normales.

     Deben referirse al oftalmólogo los niños en los que se sospeche estrabismo

Oftalmoscopia (examen del fondo del ojo para examinar la retina y la papila del nervio óptico)

     También deben ser examinados por el oftalmólogo los niños que presenten lagrimeo o secreciones oculares de forma crónica.

 


  • Desde los 3 hasta los 5 años de edad:


Deben tenerse en cuenta  los exámenes y consideraciones anteriores, además de:

Pruebas de agudeza visual con los test apropiados.


     Deben remitirse al oftalmólogo los niños con una visión inferior a 20/40 (0.5) en uno o ambos ojos.

 


  • A partir de los 5 años de edad:


Deben tenerse en cuenta  los exámenes y consideraciones anteriores, además de:

     Deben remitirse al oftalmólogo los niños con una visión inferior a 20/32 (0.6) en uno o ambos ojos.

     Deben remitirse al oftalmólogo los niños con dificultades en la lectura.


 Es aconsejable repetir la revisión ocular cada 1 o 2 años